La gratitud es la memoria del corazón

La gratitud es uno de los estados más poderosos que puede experimentar la persona. La gratitud arregla las cosas. Cada vez que tengas un pensamiento negativo contrarréstalo con un pensamiento de gratitud. Los problemas, las preocupaciones, decepciones y sufrimientos son fácilmente conquistados con el estado de gratitud. El agradecimiento te permite recibir, con una cualidad de propósito, todo aquello que de otra manera podría ser potencialmente dañino en tu vida. Me explico, digamos que a una persona le diagnosticaron una enfermedad, está sufriendo una pérdida o siente que está manejando una situación difícil en su vida. ¿Qué puede hacer la persona? podría resistirse, angustiarse y sufrir intensamente generando más alimento para el sufrimiento.

Otra opción podría ser generar un estado cónsono con la vida y comenzar a agradecer, afirmando las cosas buenas de su vida, apreciando lo que tiene y que ahora puede ver crecer. Desde la gratitud se transforma la experiencia permitiéndote ver una posibilidad de aprender, ayudándote a conectar con lo que es verdaderamente importante en esa instancia. Es re-encontrarte con tus valores más profundos, desarrollando en ti nuevas formas de ser ante el mundo. La gratitud es el camino del bienestar, se trata de saber recibir descubriendo un propósito mayor que ahora se manifiesta ante ti.

Para generar estados de gratitud es necesario conectar con la memoria del corazón, es decir, apreciar los momentos buenos y los momentos no tan buenos ya que estos son parte de tu repertorio de experiencias que hoy están a tu disposición. El siguiente ejercicio de la Programación Neurolingüística puede ayudarte a generar gratitud ahora transformando y re-alambrando tu neurología.

1- Busca un lugar tranquilo donde no haya interrupciones

2- Recuerda y piensa en un momento placentero, bueno en tu vida, que te ayude a entrar en un estado de gratitud

3- Viaja a ese lugar y obsérvalo desde afuera como si fuera una película.

4- Aprecia los colores, las personas, los sonidos y todos los detalles que emerjan de esa memoria. Mantente observando, escuchando y disfrutando de esa memoria grabada en tu corazón.

5- Ahora Sonríe y agradece, agradece y sonríe…

6- Con calma comienza a entrar a la película, saboréate el momento, inhala y exhala varias veces en la medida que vas dándole un olor a la gratitud. Date cuenta de las emociones de gratitud y el lugar del cuerpo donde se manifiestan. Nuevamente sonríe y agradece, agradece y sonríe…

7- Ahora imagínate como sería tu vida al experimentar este estado de gratitud plenamente en X situación de tu vida, Cómo lo cambia todo, cómo arregla las cosas.

8- Nuevamente sonríe y agradece, agradece y sonríe…

9- Ahora lleva tus manos al corazón y graba esta nueva experiencia de gratitud. Tu corazón lo recibe con agrado. Aprecia el momento sonriendo y agradeciendo.


La gratitud al igual que otros estados de trascendencia como el amor y la libertad son elecciones. Siempre hay motivo para estar agradecido. Al finalizar cada día, antes de ir a la cama, reflexiona y agradece todas las experiencias vividas durante el día y al levantarte en la mañana agradece de ante mano todas las experiencias que vivirás. Cultiva la gratitud ya que el agradecimiento cambia automáticamente tu vibración y todo será diferente.


128 views
Puerto Rico/www.neuro-coachingacademy.com/neurocoachpr@gmail.com/787-485-8601